Muchos de nosotros pensamos: ¿Qué ha pasado con el futuro? Las películas, series de televisión, cómics y un sinfín de medios nos prometieron naves espaciales den 2012. Trajes imposibles, volar hasta la Luna como si fuéramos al lado de nuestra casa, robots que nos hablen como si fueran personas… Pero a día de hoy, en 2013, vemos que todo ha quedado en pura ficción y fantasía. Eso no es del todo cierto. En  la actualidad están surgiendo proyectos llenos de innovación, y algunos de ellos parecen sacados de Star Wars. El ejemplo más reciente es la presentación de SmokeDress (“Vestido de humo“), una pieza de vestir que gustará a más de un aficionado de la ficción. 
El vestido de humo es sin duda una hamalgama de futurismo en sí mismo. Está realizado con una técnica que emplea un tipo de impresión 3D muy flexible y una combinación de materiales de lo más novedosa. Además, el vestido también es sensorial, y ello hace que tenga la capacidad de cubrirse a sí mismo de humo cuando se mueve. 

Este diseño tan futurista forma parte de la “Electrified Wolkswagen Collection” y fue expuesto en un desfile de moda que se organizó en la IAA Volkswagen. Se expusieron ocho vestidos durante el mes de septiembre. Y lo curioso del show es que algunos de ellos presentaban efectos extraños e innovadores y éstos eran controlados de manera remota, de acuerdo con el tiempo y el momento álgido del evento. 
El vestido ha sido diseñado por el diseñador tecnológico e ingeniero Anouk Wipprecht en colaboración con el arquitecto Niccolo Casas, y apoyado por Look Solutions USA. No es la primera vez que Wipprecht fabrica un vestido de humo. En otras ocasiones ha presentado otras propuestas que también provocan efectos muy interesantes. 
Éste es otro de los diseños de Anouk Wipprecht presentado en 2012 y relacionado con el concepto de “vestido de humo”

Particularmente, este tipo de vestidos nos han parecido curiosos por dos razones. Por un lado, porque “curiosamente” se parecen a las partes de un coche, lo que hace más fácil la asociación con la marca Volkswagen, y por otra parte porque nos han recordado a la película de Los Juegos del Hambre, donde la protagonista, en un evento, aparecía con un vestido cubierto de fuego. 

¿Será esta tendencia para todos los públicos dentro de los próximos 30 años? 

Hemos visto este vestido tan fantástico aquí, aquí y aquí 

Entrada anterior

Limón y Nada: Cómo hacer arte con un palo, una piedra y una caja

Entrada siguiente

Calgary Horror Convention: marketing de guerrilla con mucho terror

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>