Tal y como mencioné días atrás, una servidora tuvo el gran placer de participar en el BlogTrip organizado en Villena con motivo de las Fiestas de Medievo 2014, unas fiestas que son organizadas por la Asociación de Vecinos El Rabal. Una asociación que para mí, es un ejemplo de proactividad, iniciativa y emprendurismo más puro, en cuanto a impulso por convertir un barrio en algo más que unas calles antiguas.

Sin duda estas fiestas 2014, fueron una experiencia que no se olvidará fácilmente, ya que, desde otra perspectiva diferente, pude recorrer el barrio histórico de mi ciudad casi natal, y verlo con otros ojos, con la mirada de una exploradora medieval que descubre artistas, príncipes, reyes y mucho más. 

Pude indagar por la artesanía más mágica y disfrutar de espectáculos muy variopintos. A pesar de la creatividad que se desprendía de los puestos, he de decir que una de las cosas que más me gustaron fue la posibilidad de estar en lo alto de la torre de la Iglesia de Santa María y poder ver como hormigas a los mercaderes, músicos y títeres que rondaban por el mercado medieval.

Pero una de las cosas que no puedo olvidar, son los artistas plásticos que estaban brindando el espectáculo de poder verlos pintar. Y no me puedo olvidar porque, sobre todo, me encontré con dos artistas que creaban auténticas joyas del arte como éstas:

¿Increíble el detalle y el color de estas pinturas, verdad? Una quedó muy impresionada, en primer lugar, por el realismo de las pinturas, y en segundo lugar, por el colorido y la plasticidad que se le daba al retrato. El descubrimiento de esto fue un momento único donde aquí la amiga Inventia se sintió como Indiana Jones buscando obras de arte :D. Viendo la calidad de las pinturas, irían directamente a nuestro famoso Hall of Creativity… ¿o qué pensáis vosotros?

Sin embargo, aquí no acaba esto. Otra de las cosas más destacables fue la Boda Medieval. Una ceremonia llena de color, donde una pareja se casó de verdad, a través de una boda civil, pero donde el discurso presentaba ciertos toques medievales. Los anillos llegaron a sus manos a través del vuelo de un águila (sí, ¡tal cual!), y que tuvo un papel muy importante durante la boda. Y para finalizar, se brindó con fondillón, un vino muy típico de la zona y de lo más exclusivo, debido a su proceso de elaboración.

Durante la boda, los novios brindaron con el fondillón Quo Vadis de la bodega Francisco Gómez de 1972

Y sí, tal y como pensaba, me encontré también con brujas durante la noche. La procesión de las antorchas creó un paisaje de los más emblemático en torno al barrio que luego contrarrestó con el concierto de música celta, donde la diversión y los brincos fueron asegurados.

Vistas del Castillo de la Atalaya (Villena, Alicante) durante la procesión de las antorchas – Villena Medieval 2014

Aunque se pudo disfrutar de estas fiestas, sí que es cierto que no se vieron todas las actividades que estaban programadas dentro del Blogtrip. Y por ello, una echó en falta ese orden para poder ver dichas actividades, sobre todo esos espectáculos de danza, té en la morería, acrobacias aéreas o shows donde las aves rapaces eran protagonistas. 

Aun así, me quedo con esta conclusión: Fueron tres días donde a una le alegraba ver cómo el arte, la gastronomía, la historia, el teatro, la danza y la música se fundían en un mismo punto de encuentro. Esas industrias culturales y creativas de las que tanto hablamos en este blog, en este caso estaban unidas bajo el paraguas de la época medieval, de lo misterioso y de lo mágico. Y sabiendo que nos encantan estos valores, ¡cómo no nos va a gustar la experiencia!

Aquí os dejamos con el resto de fotografías que hizo una servidora con mucho amor ;-)

Visita de los Reyes Católicos a Villena, Alicante (Teatralización)

Detalle de uno de los cabezudos. Fiestas del Medievo 2014 Villena (Alicante)
Mecanismo del reloj de la Iglesia de Santa María. Fiestas del Medievo 2014. Villena

Detalle del interior del reloj de la torre de la Iglesia de Santa María. Fiestas del Medievo. Villena 2014
Detalle de una de las campanas de la torre de la Iglesia de Santa María. Villena Medieval 2014
Artistas pintando un mural dentro del mercado medieval. 2014

Los músicos inundaban las calles del barrio de El Rabal, Villena (Alicante)


Entrada anterior

Inventia viaja en el tiempo: del siglo XXI a la época medieval

Entrada siguiente

La gráfica de la semana: El corazón del Movimiento Bandeiras Brancas

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>