Imagínate que coges un taxi. El taxista, un hombre con una apariencia totalmente normal, tiene puesta la radio. Sin embargo, se cansa, la apaga y comienza a contarte una historia de su vida real. Una historia sobre su hija, que conoció a un chico de color y decidieron casarse. Sorprendido él lo aceptó, pero al poco tiempo se entera de que su hija es maltratada cada día por ese chico al que conoció. Acto seguido te confiesa que se acaba de enterar y que lo quiere matar. ¿Qué sentirías si un desconocido te contara esta historia?

Esta cuestión ha servido para realizar una acción de street marketing (marketing de guerrilla) que desde mi punto de vista es brillantísima. Recordemos que este tipo de marketing siempre se ha querido caracterizar por tener una inversión mucho menor que la publicidad o comunicación tradicional, alcanzando un mayor impacto, y produciendo una mayor viralidad en internet y otros medios, en comparación con el típico spot de toda la vida. Estas características de libro no siempre aparecen en los casos de guerrilla que vemos. Hay acciones que tienen una inversión brutal, donde el efecto low cost del que hablamos se esfuma. Pero en el caso de la acción que presentamos hoy, esto no pasa. Se ve muy claramente que es efectiva y requiere de poca inversión. ¿Por qué? Porque sólo ha hecho falta un actor y 4 cámaras para sorprender al usuario, darle un final inesperado y pasar del drama a la risa. Y lo mejor de todo, es que esta acción tiene el objetivo de dar a conocer el Yugoslav Drama Theatre, un teatro ubicado en Belgrado, Serbia.

 
Nota: Activa los subtítulos en inglés para enterarte de la dramática historia que cuenta el taxista!

Sí. El taxista del que hablábamos al principio es un actor, encargado de contar una historia al usuario que se sube al taxi, mantener la atención del mismo y provocar cierto grado de incomodidad que es causado por el contenido de esa historia. Y esa incomodidad es contrarrestada con la sorpresa que se llevan al conocer el final, donde el mismo actor le explica que puede verlo a él en el teatro.

Un gran ejemplo de guerrilla y storytelling donde las palabras cobran toda la importancia, cosa que hoy en día se ve poco. ¿Y tú, qué piensas de esta campaña? A continuación te dejo otras dos historias más.

 
 
 
Nota: No olvides activar los subtítulos en inglés para enterarte de la dramática historia que cuenta el taxista!
 
[Este caso tan dramático ha sido encontrado aquí]

vidal-mundial-golosinas
Entrada anterior

Alucina en colores con las Footballs de Vidal

packaging de arena
Entrada siguiente

Lo nuevo en packaging: envases hechos de arena

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>